Las 10 mejores habilidades gerenciales para tener éxito en el lugar de trabajo actual

  • Mostrar positividad en el lugar de trabajo aumenta las posibilidades de que los miembros del equipo adopten una actitud positiva ante los desafíos diarios.
  • Asegure a los miembros del personal que sus contribuciones a la organización son valoradas.
  • Es cada vez más importante que los gerentes puedan priorizar tareas y delegar recursos escasos donde más se necesitan.

La gestión eficaz de un equipo en cualquier organización requiere más que trabajo duro, inteligencia o calificaciones. De hecho, un gerente exitoso es aquel que tiene un amplio conjunto de habilidades. El fundador de MindTools, James Manktelow, dice que un gerente exitoso, idealmente, debería tener entre 90 y 120 habilidades individualmente.

Puede parecer mucho, pero no hay razón para sentirse intimidado si aspira a ser un gerente exitoso. Para empezar, la mayoría de las habilidades solo las usará ocasionalmente y algunas de las que necesitará recurrir la mayor parte del tiempo o todo el tiempo. Estos pocos también tendrán el mayor impacto en los empleados y el crecimiento de su organización. En otras palabras, estas son las principales habilidades que necesita para tener éxito en el entorno laboral actual. Aquí están los 10 primeros.

Para mejorar el pensamiento innovador, céntrese en la satisfacción del consumidor y en cómo puede mejorar la experiencia del cliente en relación con el campo en el que se encuentra.

# 10: ser positivo

La positividad puede jugar un papel importante en la forma en que los miembros del equipo perciben y se desempeñan en el entorno laboral. Incluso si se trata de una reunión de zoom o una llamada telefónica, los empleados pueden sentir si está difundiendo una vibra negativa o positiva, los cuales pueden afectar su respuesta a los desafíos. Dicho esto, los gerentes deben ser conscientes para garantizar que se mantengan optimistas en sus interacciones con el personal. Mostrar positividad en el lugar de trabajo aumenta las posibilidades de que los miembros del equipo adopten una actitud positiva ante los desafíos diarios.

# 9: Habilidades de motivación

Como seres humanos, los empleados pueden enfrentar varios desafíos en sus vidas. En un entorno de trabajo remoto, por ejemplo, los empleados pueden enfrentar el aburrimiento, arreglos de vida poco ideales, niños ruidosos o simplemente una falta general de motivación. Esto es especialmente cierto si están acostumbrados a trabajar en espacios de oficina muy unidos donde podrían vincularse fácilmente con sus compañeros de trabajo, pero ahora no tienen ese lujo. En cualquier caso, un buen gerente que sepa motivar e inspirar a su equipo puede marcar una gran diferencia en la forma en que los empleados abordan sus tareas y responsabilidades. Asegure a los miembros del personal que sus contribuciones a la organización son valoradas. Aliéntelos a mejorar sus debilidades y demuestre aprecio cuando vayan más allá. Ofrezca ayuda y consejos sobre cómo manejar situaciones estresantes.

# 8: Tener ideas innovadoras

No hay duda al respecto: las principales empresas de cualquier sector son las que lideran la innovación. Los trabajadores talentosos que demuestran pensamiento creativo a menudo son perseguidos por estas organizaciones como resultado. Y con los nuevos problemas de los consumidores que surgen a diario, los gerentes deben tener la previsión necesaria para desarrollar productos y servicios nuevos y diferentes para abordar las brechas en el mercado e impulsar los resultados de la empresa. El pensamiento innovador implica la capacidad de realizar investigaciones, descifrar los puntos débiles del cliente y pensar bien a lo largo de las líneas del diseño. Para mejorar el pensamiento innovador, céntrese en la satisfacción del consumidor y en cómo puede mejorar la experiencia del cliente en relación con el campo en el que se encuentra.

# 7: Capacidad para priorizar

Mantener una empresa en funcionamiento incluye abordar constantemente las numerosas tareas que deben realizarse a diario. Para un gerente, eso puede ser cualquier cosa, desde hacer planes y supervisar las operaciones diarias de la organización, hasta motivar al personal y comunicarse con las partes interesadas. Todo puede volverse enormemente abrumador, especialmente en el actual clima de trabajo remoto, y la multitarea ciertamente no es la respuesta. De hecho, los estudios muestran que la multitarea puede provocar errores humanos, pérdida de tiempo e incluso agotamiento. Como resultado, es cada vez más importante que los gerentes puedan priorizar las tareas y delegar los recursos escasos donde más se necesitan.

# 6: Facilitar relaciones de alta calidad

Aprovechar al máximo a los empleados depende en gran medida del tipo de relación que un gerente pueda establecer con ellos. Implica la habilidad de poder construir un compromiso y una conexión respetuosos en torno a valores compartidos. Obtendrá mejores resultados de un empleado que sienta que sus opiniones son valoradas y se sienta cómodo compartiendo sus pensamientos e ideas en su presencia. Las habilidades para construir relaciones también son útiles cuando se trata con personas de otros niveles, incluidos proveedores, inversores, clientes, etc., todo lo cual puede conducir a un lugar de trabajo más armonioso y productivo.

# 5: Toma de decisiones decisivas

Los gerentes se enfrentan constantemente a tener que tomar decisiones, a veces por capricho, y la elección incorrecta puede causar consecuencias financieras y de reputación. La toma de decisiones como habilidad, por lo tanto, requiere una habilidad innata para interpretar problemas rápidamente, así como capacidades de análisis de riesgos. Las grandes habilidades para la toma de decisiones también implican la capacidad de captar patrones, relacionarse con experiencias pasadas y comprender las repercusiones éticas que pueden surgir.

# 4: Capacidad de fomento de la confianza

La falta de confianza entre los miembros del equipo puede disminuir cualquier organización y provocar el fracaso. Esto se debe a que el personal que no confía generalmente no está dando lo mejor de sí mismo y puede participar en acciones que socavan la productividad y las buenas políticas de la oficina. Por otro lado, liderar un equipo que confía en ti como capitán del barco probablemente conducirá a mejores resultados. Los empleados se sienten capacitados para cumplir con sus tareas y se sienten más cómodos al relatar sus inquietudes cuando confían en sus líderes. Generar confianza no siempre es fácil, pero puede facilitar que el personal y los clientes confíen en usted siendo honesto y abierto al comunicarse, asumiendo la responsabilidad de sus acciones, siendo ejemplar en el liderazgo y enfocándose en construir relaciones laborales saludables y respetuosas.

La inteligencia emocional, a diferencia de la inteligencia intelectual, se centra en las personas e implica la capacidad de uno para comprender sus propias emociones, así como las de los demás.

# 3: Habilidades de comunicación efectivas

Como gerente, su capacidad para comunicarse bien con los miembros del equipo tendrá una gran influencia en hacer las cosas. Esto es especialmente crucial en un momento en el que trabajar desde casa se ha convertido más en la norma que en la excepción. Comunicarse de manera eficaz significa asegurarse de que sus mensajes, incluidas las directivas, se compartan de manera que el destinatario los comprenda por completo. Requiere conocimiento de las siete C:

  • Coherencia
  • Integridad
  • Correcto
  • Cortés
  • Claridad
  • concisión
  • Concreto

Con una buena comunicación, es más fácil que los miembros de su equipo sepan qué se debe hacer, cómo se supone que se debe hacer y por qué. Sin embargo, ser un comunicador eficaz no es solo para los empleados. También es fundamental para trabajar con las diversas partes interesadas de una organización, incluidos clientes, accionistas, medios de comunicación, etc.

# 2: Habilidades para resolver problemas

Dirigir cualquier negocio con éxito significa poder superar la multitud de problemas que surgen a menudo. De hecho, se supone que los gerentes son solucionadores de problemas en su esencia. Ser capaz de evaluar un problema y encontrar la mejor solución posible es una de las cosas que distingue a los grandes gerentes del promedio. Los grandes gerentes también saben que no se trata necesariamente de encontrar soluciones por sí solos. Tener éxito en el lugar de trabajo actual requiere un enfoque integrador que reúna a las personas para encontrar soluciones. Esto significa estar dispuesto a tener sesiones de intercambio de ideas y reuniones orientadas a ayudar a las personas a comprender completamente los problemas y sentirse lo suficientemente cómodas para compartir ideas.

# 1: alta inteligencia emocional

La inteligencia emocional ha ganado en importancia en las últimas dos décadas, y más líderes están prestando atención a esta habilidad, convirtiéndola en la habilidad de la alta dirección en el lugar de trabajo actual. ¿Porqué es eso? Para empezar, la alta inteligencia emocional abarca muchas de las habilidades que ya están en esta lista, incluida la capacidad de comunicarse bien y motivar a las personas. La inteligencia emocional, a diferencia de la inteligencia intelectual, se centra en las personas e implica la capacidad de uno para comprender sus propias emociones, así como las de los demás. Hay cinco pilares principales de la inteligencia emocional:

  • Conciencia de sí mismo
  • Autorregulación
  • Empatía
  • Motivación
  • Habilidades sociales

Una vez más, debería ser fácil ver cómo estos atributos se relacionan con muchas de las otras habilidades administrativas importantes. Las habilidades sociales son necesarias para establecer relaciones. Ser consciente de sí mismo también es fundamental para el proceso de toma de decisiones. Cuando se trata de empatía, que es la capacidad de sentir y relacionarse con los sentimientos de otras personas, esto también es necesario para una buena comunicación y generar confianza. Estas son algunas de las razones por las que los gerentes emocionalmente inteligentes se encuentran a menudo entre los más exitosos.

En resumen

Puede trabajar para aprender y desarrollar cualquier habilidad de gestión que necesite. Pero concentrarse en los 10 primeros enumerados anteriormente lo ayudará a convertirse en un administrador que la gente escuchará y admirará.

Robert Momento

Robert Moment es un coach, formador, conferencista y autor del libro High Emotional Intelligence for Managers, con experiencia y altamente cualificado y certificado por la ICF en inteligencia emocional. Robert se especializa en el desarrollo de gerentes, ejecutivos y empleados para lograr una alta inteligencia emocional para lograr el máximo rendimiento y éxito.   Robert está certificado para entregar la evaluación del perfil de inteligencia social + emocional (SEIP) ®, el instrumento más completo, científicamente validado y estadísticamente confiable en el mercado y revisar los resultados con los clientes y crear un plan de acción de desarrollo integral. Esto incluye las versiones individual y 360, así como las ediciones para el lugar de trabajo y para adultos.  
https://www.highemotionalintelligence.com

Deje su comentario.